Accidente en la parte trasera en Los Ángeles

Si usted ha sufrido un accidente trasero en Los Ángeles y necesita tratamiento médico y recuperar daños, no dude en contactar con nuestros abogados expertos en accidentes de tráfico de Lluís Law. Tenemos más de 50 años lidiando con este tipo de eventos y ayudando a las víctimas a obtener justicia.

Por mucho, los accidentes en la parte trasera representan el mayor número de colisiones en todo el mundo. En los Estados Unidos cada año estos accidentes superan los 2 millones de casos y aunque en la mayoría de ellos no se generan consecuencias graves para los conductores, sin embargo, dejan un triste saldo de miles de muertos y personas lesionadas.

Según la velocidad de desplazamiento del automóvil y el impacto, estos accidentes pueden ser muy sencillos de resolver o muy graves cuando hay víctimas, para lo cual es necesario consultar a un abogado de accidentes automovilísticos de Los Ángeles que ayude a aumentar las probabilidades de obtener una compensación justa.

La colisión trasera es un accidente de tráfico común que se produce cuando un vehículo golpea a otro por detrás. Por lo general, la responsabilidad del choque la lleva el conductor que está ubicado detrás del vehículo golpeado, porque no mantuvo una distancia prudente de 3 a 5 segundos. Aunque no siempre es el culpable, porque podría haber circunstancias atenuantes invocadas por la defensa.

Los accidentes traseros casi siempre son causados por conducir distraído en calles y autopistas. Las causas más frecuentes de este tipo de accidentes son los frenazos intempestivos por obstáculos en el camino, por hacer una parada en plena vía pública o por conducir descuidado (escribir mensajes de texto, hablar por teléfono, apartar la vista del camino, etc).

¿Cómo determinar la falla o la culpa del accidente?

La determinación inicial de la culpa del accidente trasero la hacen la policía y los representantes del seguro. Casi siempre es atribuida al conductor que llegó por detrás y golpeó al vehículo del reclamante. Pero esta responsabilidad tiene que ser demostrada cuando se intenta acusar a una persona de incurrir en una falla al conducir.

En ocasiones puede ocurrir que el conductor de atrás conducía demasiado cerca sin mantener una distancia segura entre un vehículo y otro. También por conducir con mal tiempo (lluvia, neblina espesa) y no ver que el vehículo situado en la parte delantera se detuvo porque no podía ver o frenó repentinamente.

Otras veces puede pasar que por una falla eléctrica, las luces de freno no se encienden y el conductor de atrás no advierte el peligro y choca por detrás. Retroceder sin mirar hacia atrás puede ser otra causa, al igual que detenerse para girar sin activar las luces de cruce. En este caso el conductor que reclama compensación podría tener parte de la culpa.

La ley de tránsito de California establece la regla de la negligencia comparativa, según la cual varios conductores pueden tener responsabilidad en el accidente. De manera que el pago de compensación se hará de acuerdo al porcentaje de responsabilidad que cada uno tenga en el accidente.

¿Quién paga por los daños en un accidente trasero?

El conductor responsable será quien pague los daños ocasionados al conductor del vehículo que viajaba en la parte posterior. La reclamación o demanda deberá hacerse entonces contra el conductor responsable o su compañía de seguros.

Una vez se determina quién fue el responsable del accidente, viene el proceso de negociación del monto de compensación con la empresa aseguradora. El abogado de accidentes automovilísticos hace una serie de cálculos por lesiones personales y daños materiales para solicitar un monto aproximado de daños compensatorios.

Cuando las personas deciden negociar ellas mismas con el seguro, tienen que enfrentarse a los ajustadores y a los abogados de la compañía cuyo papel es, básicamente, lograr que la aseguradora pague lo menos posible, sin importar si la compensación para cubrir todos los gastos es insuficiente.

Por ello, antes de firmar cualquier acuerdo, es conveniente que la persona lesionada busque el consejo de un abogado de accidente traseros para que la asesore sobre el monto de compensación que realmente le corresponde. La asistencia legal es una necesidad para evitar dificultades en el proceso de compensación o cuando todo se enreda y cabe la posibilidad de que la víctima lo pierda todo.

¿Qué tipos de daños pueden recuperarse en un accidente trasero?

El accidente puede complicarle las cosas al conductor lesionado, porque además de los daños causados al vehículo, tiene que ausentarse de su trabajo por un tiempo. Durante ese período no puede generar ingresos, sufre pérdidas de salarios y debe pagar las facturas médicas por el tratamiento de las lesiones resultantes del accidente.

No todos los casos son sencillos de resolver a través de la presentación de una reclamación a la compañía de seguros. Algunas veces es preciso presentar el caso en un tribunal cuando se presenta una disputa entre las partes. En la corte, el juez decide quién es el responsable y fija el monto de la indemnización que se debe pagar al demandante.

El monto compensatorio fijado en la sentencia del tribunal incluirá los daños físicos (corporales / mentales) actuales y futuros y los daños materiales (reparación del vehículo). Para llegar a esta etapa es preciso, sin embargo, haber realizado muchas diligencias administrativas y judiciales previas que consumen tiempo y dinero.

Con la ayuda de un abogado de accidentes automovilísticos y lesiones personales, el proceso puede ser menos engorroso y frustrante. Sin él, no hay nada seguro para recuperar daños, porque la obtención de compensación también requiere de experiencia, conocimiento de la ley y habilidad para la negociación.

Lesiones más frecuentes en los accidentes traseros

En cualquier colisión trasera por muy sencilla que parezca, una persona puede sufrir las siguientes lesiones físicas y psicológicas:

– Latigazo

– Lesión de columna y daño a la médula espinal

– Lesiones en la cabeza al inflarse las bolsas de aire

– Traumatismo craneal

– Temor a volver a conducir

– Dolor crónico y/o sufrimiento

De manera que, no siempre los accidentes traseros son accidentes sencillos de resolver. Unas veces porque las lesiones que dejan traen consecuencias en el futuro, otras veces porque la compañía se seguros se niega a reconocer los daños. Cualquiera sea la razón, cuando una colisión trasera se complica, es aconsejable obtener ayuda legal de inmediato.

Si usted o un familiar resultaron lesionados en un accidente trasero, puede contar con el bufete de abogados de Lluís Law. Nuestros abogados expertos en accidentes automovilísticos y lesiones personales, pueden ayudarle con su reclamación o demanda por daños. No dude en contactarnos para una consulta gratuita. Nuestro número de teléfono es (213) 320-0777.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7