Cuáles son las enfermedades profesionales

En esta vida de jornadas laborales intensivas cuando llegue el momento puede que nos preguntemos cuáles son las enfermedades profesionales.

Se denominan enfermedades profesionales, ocupacionales o laborales a todas aquellas patologías o afecciones contraídas como consecuencia del trabajo bajo contrato o por cuenta propia.  Sin embargo, para ser admitidas como tal deben aparecer en el cuadro de enfermedades profesionales de 2020.

Si necesita ayuda para obtener compensación en California o presentar una demanda por una enfermedad ocupacional, podemos ayudarle. Los abogados de accidentes de trabajo en Los Ángeles de Lluis Law, también somos especialistas en casos de enfermedades profesionales. Llevamos más de 40 años de practica legal en el área.

California es uno de los estados pioneros en reconocer la existencia de las enfermedades profesionales para efectos de compensación laboral. La Ley de Seguro de Compensación y Seguridad de 1917, establecía la inclusión de «cualquier enfermedad que surja del empleo». 

Tal definición aparece actualmente en la Sección 3208 del Código Laboral de California. Igualmente se reconoce como enfermedad ocupacional, el agravamiento de una condición preexistente en el trabajador. Así, el empleado puede tener derecho a reclamar una indemnización parcial por la discapacidad atribuible a la agravación. 

En 2020 ¿Cuáles son las enfermedades profesionales más comunes?

En el listado de enfermedades profesionales 2020 ¿cuáles son las más comunes? Estas son algunas de las que más beneficios por compensación generan al los trabajadores de California:

Enfermedades de la piel 

Son causadas por diversos factores, entre los que se incluyen actividades al aire libre de forma permanente y prolongada. Las padecen los trabajadores que se emplean en construcción, limpieza de ventanas, actividades agrícolas, mensajeros y repartidores, etc. 

Hay empleados que diariamente están en contacto con estas substancias tóxicas. Por ejemplo: trabajadores de gasolineras, pintores, obreros de la construcción, limpiadores y mecánicos.

enfermedades ocupacionales en la piel

Estas personas pueden tener mayores probabilidades de desarrollar cáncer de piel y otras enfermedades. La causa es la exposición a substancias químicas peligrosas de forma permanente.  

Las enfermedades más comunes de la piel que pueden padecer los trabajadores incluyen:

Cáncer de piel. Es causado por un crecimiento anómalo de células escamosas.

Erupciones. Es un sarpullido en la piel irritada o inflamada que pica y duele.

Eczema. Es una inflamación en la piel conocida como dermatitis.

Infecciones diversas de la piel. Tales como impétigo, abscesos cutáneos, síndrome de la piel escaldada estafilocócica, forúnculos, ántrax, celulitis y otras. 

Inflamaciones. Urticaria o ronchas causadas por la liberación de histamina en el sistema inmunológico.

Dermatitis de contacto. Es causada cuando la piel entra en contacto con productos químicos presentes en el látex, jabones, detergentes, tintes, etc.

Úlceras. Son pequeñas llagas que se forman en cualquier parte del cuerpo. Las más comunes son las úlceras pépticas (estómago / duodeno).

Enfermedades respiratorias 

Los trabajadores que están expuestos diariamente a sustancias químicas irritantes y peligrosas, tienen un alto riesgo de padecer problemas respiratorios. La inhalación permanente de gases tóxicos, provoca irritación y lesiones en el pulmón y las vías respiratorias. 

hombre usando inhalador

Entre las enfermedades respiratorias más comunes que están cubiertas por la compensación de los trabajadores están: 

Asma ocupacional. Inflamación de los bronquios que conlleva a los ataques de sibilancias y dificultad para respirar, tos y sensación de opresión en el pecho.

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). La bronquitis y el enfisema suelen ser las afecciones más comunes causadas por esta enfermedad. Causa daños irreversibles. 

Tuberculosis. Infección bacteriana que causa el germen conocido como Mycobacterium tuberculosis.

Mesotelioma. Es una forma de cáncer muy raro que se genera a partir de las células transformadas que se originan en el mesotelio.

Silicosis. Enfermedad crónica producida por aspirar gran cantidad de polvo de sílice. 

Neumonitis. Es una inflamación pulmonar que está limitada al intersticio (neumonía viral, neumonía por irradiación, incluida la fibrótica). 

Faringitis. Sus síntomas son dolor o irritación en la garganta al tragar. Se presenta junto con otras infecciones (resfriado / gripe). 

Pérdida de la audición 

Los ruidos provocados por maquinarias y equipos de trabajo muy ruidosos en entornos laborales como industrias, aeropuertos, discotecas y otros, pueden causar pérdida de la audición, después de una exposición prolongada y constante. 

perdida de audición por el trabajo

Para evitar estos daños, no basta con el uso de equipos de protección personal como audífonos, orejeras y tapones. Cuando el trabajador está sometido a ruidos o sonidos con altísimos decibeles, su capacidad auditiva disminuye progresivamente. 

Desafortunadamente, los trabajadores que sufren de lesiones y enfermedades auditivas graves, a veces no obtienen beneficios de compensación suficientes. Esto dificulta el correcto tratamiento de tales lesiones.

Esfuerzo excesivo 

Estas lesiones y enfermedades causadas por el esfuerzo excesivo, no son exclusivas de un sector industrial o laboral en particular. Suelen ocurrir en casi todos los lugares de trabajo. 

Aunque sí son más frecuentes en ciertos tipos de ocupaciones que demandan más esfuerzo. Por ejemplo, levantar pesos y estirar o empujar objetos diariamente. 

esfuerzo laboral excesivo

El esfuerzo excesivo está asociado a enfermedades y lesiones comunes como: trastornos de la piel, hernias, lesiones en las piernas y en las articulaciones, esguinces de tobillo y lesiones de hombro y espalda. 

Dentro de estas enfermedades se agrupan los trastornos músculo-esqueléticos. Estas enfermedades y lesiones, figuran entre las primeras en cuanto a reclamaciones de compensación de los trabajadores de California. 

Los trabajadores más propensos a sufrirlas son: obreros de la construcción, empleados de la salud (camilleros, paramédicos), trabajadores de fábricas y almacenes, entre otros.

Otras enfermedades laborales u ocupacionales

Otros casos de reclamos de enfermedades ocupacionales frecuentes, en los que trabajan los abogados de accidentes de Lluis Law son: 

Síndrome del túnel carpiano. Produce una presión excesiva sobre el nervio mediano afectando el movimiento y generando mucho dolor. También hormigueo, entumecimiento, debilidad y daño muscular en la mano.

Fatiga visual. Cuyos síntomas son ojos rojos y resecos, ardor y cansancio visual. 

Síndrome de la Fatiga Crónica (SFC). Puede llegar a transformarse en una intolerancia a cualquier esfuerzo físico impidiendo realizar actividades cotidianas.

Dolor de espalda. Es un dolor en la parte superior y media de la espalda que puede ser causado por levantar peso excesivo. Igualmente por lesiones o distensión en músculos, ligamentos o en los discos de la columna vertebral. 

Estrés. Cansancio mental causado por la exigencia laboral de un mayor rendimiento en menor tiempo. Esta enfermedad provoca diversos trastornos mentales y físicos.

Sea cual sea la enfermedad laboral que sufre no dude en contactar, podemos ayudarle a obtener su compensación como trabajador.

¿Qué son las enfermedades profesionales?

Las enfermedades profesionales o laborales son causadas directamente por el tipo de trabajo o profesión que desempeña una persona. Estas enfermedades constituyen un factor importante en los costos de atención médica y la pérdida de productividad en California. Se han convertido en un problema frecuente en las empresas actualmente. 

A las enfermedades laborales y los accidentes de trabajo, se les denomina contingencias profesionales, en contraposición a las contingencias comunes. Es decir, las enfermedad comunes y los accidentes no laborales.

Son innumerables los casos que se reportan diariamente en las compañías de seguros de trabajadores que padecen enfermedades o lesiones ocupacionales. Sin embargo, la compensación laboral no cubre aún la totalidad de los costos de lesiones y enfermedades ocupacionales. 

La razón, es la dificultad para demostrar la existencia y gravedad de algunas de estas enfermedades. Muchos empleadores y compañías de seguros les restan importancia porque aparecen años después. En consecuencia, recuperar daños mediante un reclamación a la compañía aseguradora, puede tornarse difícil. 

Se argumenta que no son producto del trabajo, sino de otras actividades realizadas por el trabajador. No obstante, todos los trabajadores que se lesionan o contraen una enfermedad relacionada con el trabajo, tienen derechos inalienables. Por lo tanto, deben gozar de los beneficios de compensación de los trabajadores.

Si tiene problema para obtener compensación laboral por una enfermedad de trabajo o es despedido, llamenos ahora mismo. Los abogados de despidos injustos o improcedentes y enfermedades laborales de Lluis Law, lucharemos junto a usted para que obtenga beneficios compensatorios.

¿Cuáles son las causas de las enfermedades profesionales?

Los factores de riesgo asociados al desarrollo de enfermedades en el trabajo son: 

Exposición a agentes químicos

Estos elementos están presentes en el aire bajo diversas formas: gas, polvo, humo, vapor, etc. Tales agentes químicos recibidos por vía parenteral (inyecciones) o inhalación pueden causar desde irritación hasta cáncer.

enfermedades profesionales por exposición a agentes químicos, físicos o biológicos

Exposición a agentes físicos

La exposición a los agentes físicos en sus diversas formas: ruido, vibraciones, radiaciones, es otra causa de enfermedades laborales.

  • Ruido excesivo. Produce daños auditivos como sordera y no auditivos como presión arterial, alteración nerviosa, irritación, inquietud, etc.
  • Vibraciones. Causan distintos efectos, desde los mareos o vómitos hasta alteraciones en la columna. Además de alteraciones en la sensibilidad de las manos, dolores en la zona lumbar y alteraciones digestivas.
  • Radiaciones*. Dichas radiaciones son de dos tipos: las ionizantes y las no ionizantes.
  1. Radiaciones ionizantes. Pueden llegar a alterar las células al originar partículas cargadas de electricidad (iones) y originar tumores y cáncer.
  2. Radiaciones no ionizantes. Son más frecuentes en el trabajo. Tienen una carga de energía menor y son menos peligrosas, aunque pueden causar alteraciones de la piel. Por ejemplo, irritación, enrojecimiento, quemaduras y daños menores en los ojos (conjuntivitis).

* El envenenamiento por radiación es causado por la exposición a cantidades excesivas de radiación ionizante. Los trabajadores más expuestos son los radiólogos y enfermeros.

Exposición a temperaturas extremas

La exposición permanente al calor o frío extremos, ocasionan lesiones y daños al organismo humano e incluso la muerte. Hay una serie de patologías asociadas con estos factores como: pérdida de destreza con las manos y enfermedades como la hipotermia.

Exposición a agentes biológicos

Por agentes biológicos se denomina a los virus, bacterias, hongos y otros seres vivos. Estos contaminantes causantes de enfermedades graves están agrupados así:

Virus. Viven y se reproducen dentro del organismo humano o animal y se contagian por contacto físico, saliva o el aire en el trabajo.

Bacterias. Son organismos más complejos que los virus y de mayor tamaño y causan enfermedades como tuberculosis o tétanos.

Protozoos. Organismos microscópicos que pueden vivir dentro de un humano y causar enfermedades como la toxoplasmosis.

Hongos. Organismos de origen vegetal y tamaño microscópicos que afectan la piel y las mucosas.

Parásitos. Son animales de distinto tamaño que penetran en el organismo y lo infectan causando daños en el intestino, los pulmones, etc.

Sin importar cómo se enfermó, el trabajador es elegible para solicitar compensación de los trabajadores ante la empresa donde trabaja. Los abogados de compensación de los trabajadores de Lluís Law, tratan diariamente estos casos y logran que el trabajador sea compensado. Llame ya por una consulta Gratuita.

¿Qué hacer para notificar una enfermedad profesional en California?

Si sufre una enfermedad profesional en California y desea obtener compensación, hay varios elementos a tomar en cuenta. En primer lugar, debe cerciorarse de que aparezca como una enfermedad profesional listado. Luego debe:

  1. Notificar a su empleador que padece cualquiera de las enfermedades catalogadas como enfermedades profesionales o laborales. 
  2. Para reportar una enfermedad ocupacional se debe emplear el Formulario CA-2, que puede solicitar a su empleador. 
  3. Después de rellenarlo con sus datos, debe entregar el formulario a su empleador. En un plazo de 10 días hábiles, el empleador debe entregarlo lleno a la Oficina de Programas de Compensación para Trabajadores (OWCP).
  4. Debe consignar igualmente los informes médicos y soportes donde se evidencia que la enfermedad fue causada directamente por el trabajo.

Beneficios de compensación para trabajadores por una enfermedad ocupacional

Si el empleador aprueba el reclamo, el trabajador tiene derecho a recibir pagos de indemnización por:

  • Gastos médicos incluyendo las terapias de rehabilitación.
  • Pago de salarios perdidos mientras se recupera de la enfermedad (discapacidad temporal). 
  • Beneficios por incapacidad permanente si el trabajador no logra recuperarse completamente de la enfermedad. 

Si el empleado muere a causa de la enfermedad adquirida en el lugar de trabajo, los familiares sobrevivientes pueden tener derecho a recibir una indemnización por muerte.

Para aprender más sobre estos y otros beneficios laborales en caso de lesión o enfermedad, consulte nuestro artículo compensación al trabajador en California. Representamos a trabajadores en el área de Los Ángeles en todo tipo de accidentes y lesiones laborales también. 

Por tanto ¿Cuáles son las enfermedades profesionales más comunes?Todas las mencionadas anteriormente y algunas más. Sea cual sea la que usted ha sufrido, tiene derecho a recibir su compensación laboral.

Recuerde que puede comunicarse con nosotros para solicitar una consulta gratuita, sin ningún compromiso.