English translate Spanish translate alert

Inmigración de Familia

Si necesita asistencia o ayuda en un asunto de inmigración o visado, los abogados de inmigración de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Podemos asistirlo en solicitudes de visa y residencia basadas en negocios o inversiones, peticiones de inmigración familiar y en cualquier otro asunto consular.

Emigrar no es algo cotidiano para nadie, por el contrario, es una nueva experiencia de vida. El desarraigo del país de origen se produce por motivos de peso: económicos, familiares, políticos, raciales, etc. Hacerlo individualmente conlleva expectativas importantes pero cuando se hace con el grupo familiar las angustias pueden ser mayores.

Sin embargo, una vez se toma la decisión de establecerse junto con la familia inmediata en otro país, se piensa en el progreso y la posibilidad de elevar el nivel de vida y las oportunidades de padres e hijos. Antes o durante el proceso de inmigración, es necesario asesorarse bien y ayuda legal para conocer el marco legal de la nación en la cual usted quiere establecerse.

Emigrar con la Familia a Estados Unidos

Para emigrar a Estados Unidos en primer lugar se requiere de una visa de inmigrante o ingresar con una visa de no inmigrante y luego solicitar la residencia permanente legal. Las personas que desean convertirse en residentes permanentes legales necesitan de un familiar que sea ciudadano de Estados Unidos o bien de un residente permanente legal que los patrocine.

El patrocinador deberá probar que posee los ingresos o bienes suficientes para mantener a la persona que está patrocinando para establecerse en EE.UU, o en el caso de un empleador obtener el certificado de trabajo que acredita al inmigrante como trabajador suyo el cual contará con los ingresos para mantenerse por sí mismo en el país.

El proceso para emigrar a los Estados Unidos es el siguiente:

  • Aprobación de la petición de visa de inmigrante, Petición para Familiar Extranjero I-130, por parte del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), que es presentada por el familiar patrocinador o el empleador.
  • Demostración de ingresos o bienes suficientes por parte del patrocinador para mantener en Estados Unidos al futuro inmigrante.
  • Aceptación de la total responsabilidad legal del patrocinador para mantener económicamente a su familiar, mediante la Declaración Jurada de Patrocinio Económico, que debe completar y firmar.
  • Solicitud de la visa de inmigrante por parte de la persona interesada.

Consejos antes de iniciar el proceso inmigratorio

  • Haga una lista con los países a los que le gustaría emigrar, con sus ventajas y desventajas (idioma, empleo, escuelas, vivienda, clima). Debe decidir pensando en el bienestar de todo el grupo familiar.
  • Revise los requisitos del país seleccionado para que pueda tramitar su permanencia legal allí.
  • Infórmese sobre las condiciones especiales que aplican a los grupos familiares.
  • No deje de investigar sobre la condición sanitaria del país y el funcionamiento de los servicios de salud y el seguro médico.
  • Investigue sobre las capacidades de desarrollo educativo y actividades extracurriculares para los escolares.
  • Si escogió Estados Unidos, lea sobre la cultura, tradiciones, costumbres y hábitos del país y de la región que escogió para vivir.

Claro está que no toda migración en estudiada y planificada. Existen otras circunstancias especiales que precipitan la decisión de abandonar el país de origen.

¿Existe una visa para el grupo familiar?

Es importante saber que solo ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes de Estados Unidos pueden solicitar la visa para un familiar. Sin ese estatus legal es imposible tramitarla.

Cuando se hace la solicitud de una visa temporal, por turismo primordialmente, la solicitud en las respectivas embajadas se puede hacer por el grupo familiar completo, aunque eso no garantiza que el documento sea aprobado y otorgado a la totalidad de los miembros de esa familia.

Pero en el caso de la visa de residente para toda la familia no es así. Por supuesto que la normativa de inmigración de Estados Unidos recibe a grupos familiares, pero cada caso es específico y tiene un procedimiento particular.

La Visa más amplia es la U o de Violencia Doméstica, ya que este formato incluye a la madre que haya sido víctima de tratos crueles o violencia y a sus hijos; sin importar si estos han sido maltratados o no y si son mayores de edad, siempre y cuando sean solteros.

Esta visa fue creada luego que el Congreso de Estados Unidos aprobara una ley que da independencia a la mujer solicitada por su cónyuge. La mujer en estas condiciones estaba sometida a la voluntad de su esposo, bajo chantaje o amenaza física y emocional, para permanecer en el país.

La ley permite a la mujer poder obtener la residencia permanente por sí misma. Tanto para ella como para sus descendientes.

Otra forma de inmigración familiar es a través de la visa EB 5, conocida también como la visa de inversionista. Este tipo de visa creado en el año 1990, permite a un empresario extranjero invertir su capital en Estados Unidos; ya sea para iniciar un negocio propio o asociarse con un grupo de inversionistas.

Al obtener la tarjeta de residencia permanente bajo esta modalidad, el inversionista puede solicitar también la “Green Card” (tarjeta verde) para su familia. Este trámite tiene una alta probabilidad de aprobación, ya que el solicitante demuestra inmediatamente su solvencia económica para hacerse cargo de la manutención familiar.

Existen grupos familiares más pequeños o menos convencionales y para cada uno de ellos hay una forma legal de vivir en Estados Unidos. No obstante, es importante contar con el asesoramiento de abogados expertos en migración que puedan ofrecer orientación de la manera más eficaz.

Casos de prioridad

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos aplica un sistema de jerarquización, es decir, existen casos que son más prioritarios que otros. De acuerdo al grado de parentesco se tramita y da respuesta a cada caso; incluso existe un mayor número de visas asignadas a esos casos.

Por ejemplo, Cónyuges, hijos menores de 21 años y padres; estas visas están disponibles de inmediato. No ocurre así con hijos solteros mayores de 21 años, hijos casados o hermanos con su respectiva pareja e hijos.

Cada cierto tipo el sistema de prioridad se va rotando para atender casos que llevan mucho tiempo en espera.

También rige el sistema de prioridades de acuerdo al país de origen de los inmigrantes, ya que cada año aumenta el número de solicitudes de familiares, al punto supera las visas disponibles.

Casos de países como México, India, Filipinas y China representan la mayor cantidad de solicitudes por la petición de sus familiares dentro del país.

Parejas del mismo sexo

Las parejas del mismo sexo, puede ahora realizar los mismos trámites migratorios como núcleo familiar, igual que las familias conformadas por padres heterosexuales.

Anteriormente las parejas del mismo sexo no podían tramitar sus visas como una familia. A partir de 2012 esto cambió con la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos en la cual dictaminó que, independientemente del sexo de los padres, todas las familias eran constitucionalmente idénticas ante los ojos de la ley.

Adicionalmente a todas las razones para emigrar que existen, este grupo puede estar sujeto a discriminación, violencia o persecución dentro de su país de origen por motivos de su orientación sexual.

¿Cuáles son los beneficios de una visa familiar?

Emigrar es de por sí un proceso duro. Requiere adaptación social, emocional, laboral, financiera, cultural y de idioma. Anímicamente desterrar a un núcleo familiar trae consecuencias. No todas las personas viven el proceso de la misma manera, aunque sean miembros de una misma familia.

Ya sea por el rol que representa dentro de la familia, si estaba de acuerdo con abandonar su país, o si no tenía influencia sobre esa decisión. Los grupos familiares que emigran pasan por un proceso llamado adaptación intercultural.

Toda esta situación se agrava si no se realizan los trámites legales pertinentes, ya que no solo se enfrentan a la zozobra constante de ser deportados en cualquier momento. También existe la posibilidad de que la familia sea separada.

Por otra parte, vivir ilegalmente en Estados Unidos es un agravante a la hora de solicitar la visa de residente. Es decir, la solicitud puede ser rechazada de plano, por el hecho de haber permanecido de manera ilegal dentro del país.

Ciudadanía por matrimonio

Naturalización de Cónyuges de ciudadanos estadounidenses

Este proceso es conocido como la naturalización bajo la sección 319 de la Ley de Inmigración Nacional. Cobija a las personas que teniendo su tarjeta de residente por un mínimo de tres años hayan estado casados por el mismo período con un ciudadano estadounidense.

Existen unas condiciones particulares para el caso de los militares y aquellos esposos que son trabajadores de empresas multinacionales.

Sin embargo, obtener la nacionalización en Estados Unidos es un paso mayor para el cual se requiere asesoramiento y el número de ciudadanos elegibles es menor en consideración con los que aspiran a una residencia permanente.

Visas para niños adoptados fuera de los Estados Unidos

Existen varios casos. El menor pudo haber sido adoptado por ciudadanos o residentes estadounidenses en otro país y por lo tanto el niño tiene su propia nacionalidad por nacimiento.

También pudo ocurrir que fue adoptado en otro país mientras el ciudadano o la pareja estadounidense trabajaba o vivía temporalmente en el exterior.

Si el infante adoptado reside en el extranjero, deberá ser tramitada su visa de inmigrante en el consulado o la embajada del país de origen.

Existen varios tipos de visas para adopción de menores según sea el caso. IH-3, IH-4 aplican para niños provenientes de países que suscriban la Convención de La Haya. Igual la IR-3, pero esta es especial para niños huérfanos.

La IR-4 es para niños que ingresan a Estado por Unidos para ser adoptados, sus padres adoptivos aún no lo conocen personalmente, o solo uno de los padres hizo la adopción en el extranjero.

La Visa IR-2 es para niños que emigraron a Estados Unidos y aún no cumplen 21 años. Y aquellos que ya tiene en la mayoría de edad pero por situaciones especiales pueden ser tratados bajo la ley de menores y son adoptados.

En algunos de estos casos los menores obtienen la ciudadanía de forma inmediata o la tarjeta de residencia al ingresar al país. Pero en otros casos no y se inicia otro tipo de trámites.

¿Cuáles son los requisitos para obtener la visa familiar?

Los requisitos para solicitar la visa americana para EE.UU son iguales para todos los países latinoamericanos. En este sentido, el inmigrante debe primero de nada llenar en línea el formulario DS-160 para tramitar la visa de no inmigrante antes de emprender el viaje. Después de llenarlo, debe imprimirlo y guardarlo como prueba de haber efectuado el trámite.

Posteriormente deberá presentar los siguientes documentos ya sea que solicite un visado B-1 o B-2:

-Presentar la confirmación del formulario DS-160.

– Pasaporte actualizado, con una fecha de vencimiento superior a los 6 meses y en buenas condiciones.

– Una fotografía suya de frente y a color, tamaño 2 pulgadas x 2 pulgadas, que muestre el rostro completo, sin lentes, en fondo blanco.

Es recomendable que estos documentos se presenten en original de manera que su verificación sea más fácil. Usted puede llevar para la entrevista en el consulado o embajada cuantos documentos considere necesarios para la aprobación de la visa estadounidense, sin embargo, estos documentos que se enumeran a continuación son los más frecuentes:

  1. Carta laboral o documento en el que se describa su empleo:
  • Cargo que ocupa en la empresa
  • Tiempo que tiene trabajando allí
  • Ingreso por este trabajo
  • Días de vacaciones que goza
  1. Documentos que indiquen su situación financiera:
  • Estado de la cuenta bancaria
  • Títulos de las propiedad de bienes a su nombre
  • Pago de impuesto local
  • Registros o afiliaciones a cámaras de comercio y demás instituciones.
  1. Documentos familiares:
  • Copias de libros de nacimiento y certificados de matrimonio
  • Copias de matrimonios bajo una religión

¿Cuáles son los problemas frecuentes para obtener la visa familiar?

En el caso de las peticiones familiares lo más frecuente es que el patrocinador o solicitante no demuestre convincentemente que posee la capacidad financiera y los medios necesarios para asumir totalmente la manutención del posible inmigrante.

Otro caso es cuando se inicia el proceso de patrocinio, pero la persona solicitada ya está en Estados Unidos y el tiempo de su visita expiró. Cundo este es el caso, el Departamento de Estado somete a las personas a una barra.

La barra es un castigo que se impone por infringir el tiempo de estadía y la penalización va a estar determinado por la cantidad de días que se haya permanecido de manera ilegal en el país.

Las personas deben abandonar los Estados Unidos para poder seguir con el proceso de petición por patrocinio y su ingreso de nuevo al país puede estar restringido entre 3 y 10 años.

El desconocimiento de las leyes migratorias no exime de su cumplimiento y los servicios de inmigración estadounidenses son muy severos con las sanciones. Debe conseguir ayuda legal especializada en derecho migratorio y buscar abogados con experiencia y buena reputación para que lo apoyen con su caso.

Preguntas más frecuentes

¿Cuánto tiempo dura la petición de un ciudadano a su esposa?

Lo principal es iniciar la petición con la forma I-130. Una vez hecho esto el tiempo promedio es entre 12 y 24 meses. Dependerá de la cantidad de trámites que procese la oficina asignada.

¿Cuánto tiempo se tarda lograr la petición de un hijo?

Entre 1 y 20 años. En esto influye el tipo de categoría de la petición, el lugar de origen, la edad y el estado civil del hijo.

Sin excepción, los ciudadanos residentes no pueden pedir a sus hijos casados.

¿Cuáles son los familiares inmediatos?

La oficina de inmigración clasifica como familiares inmediatos al núcleo más básico de la familia, conformado por padres e hijos menores de 21 años.

¿Cuál es la Visa de Fiance?

La Visa de No-Inmigrante para Prometido(a) se conoce como la K-1. Es la solicitud que hace un ciudadano estadounidense de su prometido (a) extranjero para que ingrese a Estados Unidos con la intención de contraer matrimonio.

El Departamento de Estado concede un lapso de 90 días desde que el ciudadano extranjero llega al país para contraer matrimonio; si en ese tiempo no se lleva a cabo el matrimonio, esa persona debe abandonar los Estados Unidos.

Sean cuales sean sus necesidades de visas e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law tienen más de 50 años de experiencia prestando servicios a extranjeros hispanos y de otras nacionalidades.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7