Lesiones de cadera – Abogados

Si necesita ayuda para reclamar compensación o presentar una demanda por lesiones de cadera, los abogados de accidentes de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Sean cuales sean sus necesidades de compensación o accidentes, los abogados de accidentes de Lluís Law, tienen más de 40 años de experiencia litigando sobre estos asuntos en el área de Los Ángeles.

Una lesión de cadera puede llegar a ser incapacitante por el dolor y la dificultad que causa a la persona para caminar, sentarse, subir y bajar escaleras o dormir. Cuando la cadera se lesiona, se produce la sensación o sonido de chasquido alrededor de la zona afectada. Si la cadera cruje, mientras no duela, no hay mucho de qué preocuparse, pero cuando hay síntomas de dolor después de un accidente, la persona debe de inmediato buscar ayuda médica.

Los ejercicios de cadera y las terapias permanentes ayudan mucho a las personas que tienen problemas menores de cadera y basta con un tratamiento adecuado para que experimente una mejoría sustancial. Sin embargo, cuando la lesión es por una fractura o una enfermedad degenerativa, si hay mucho de qué preocuparse, porque puede ser necesario un remplazo de cadera o tratarse de un caso irreversible de osteoporosis.

¿Cómo funciona la cadera?

La cadera es la mayor articulación del cuerpo humano y tiene forma de esfera y cavidad. Es más rígida y estable que el hombro, pues no se mueve tan libremente. Allí encaja perfectamente el fémur, que es el hueso de las piernas que va desde la rodilla hasta el muslo. Este hueso se aloja en el acetábulo que es una cavidad de la pelvis con forma de taza.

Los músculos de la ingle, los glúteos y la columna vertebral son los encargados de unir la articulación de la cadera. También los ligamentos y tendones y una cápsula articular. La articulación es lubricada y amortiguada por las bursas, que son sacos llenos de líquido, cuya función es facilitar el movimiento de los músculos y los tendones.

Por la cadera para el nervio ciático, el más grande del organismo humano, y llega hasta la pierna. Cuando este nervio se inflama por alguna razón, la persona tiene dificultades para caminar y padece dolores muy serios.

Lesiones de la cadera

La mayor parte de los problemas de la cadera son causados por lesiones. Tales lesiones no se producen necesariamente por un golpe específico o una caída, sino que pueden ser producto de tareas cotidianas en el trabajo como agacharse y levantarse repetidamente. La persona comienza a presentar síntomas de dolor o molestia, que al cabo de un tiempo se agudizan y pueden inmovilizarla.

Otras actividades como correr, permanecer de pie mucho tiempo o montar en bicicleta, pueden también afectar la articulación de la cadera. Las lesiones de la cadera por uso excesivo incluyen: irritación o inflamación de los tendones (tendinitis); inflamación de las bursas que amortiguan los huesos (bursitis); distención muscular y fisuras (fracturas) en el cuello del fémur.

La cadera puede lesionarse igualmente por caídas o golpes directos al igual que por una flexión anormal o torcedura de la pierna. Algunas de las lesiones de cadera más dolorosas incluyen:

– Fractura de la cadera o la pelvis

Las fracturas de cadera se producen generalmente en una de las dos partes del fémur:

Cuello femoral. Está ubicado en la parte superior del fémur, debajo de la articulación esférica de la cabeza del fémur.

Región intertrocantérica. Se localiza debajo de la articulación real de la cadera, justo en la parte superior del fémur donde se proyecta hacia afuera.

La pelvis que se ubica en la parte inferior del tronco, está compuesta por tres huesos: el ilion (hueso superior y más grande de la pelvis situado en la parte posterior); el pubis (hueso medio situado en la parte anterior) y el isquion (hueso inferior situado en la parte posterior de la pelvis).

Estos huesos forman la cavidad donde se aloja el fémur y junto al hueso del muslo conforman la articulación de la cadera. La pelvis a su vez se une al cóccix (sacro) mediante una serie de ligamentos que están ubicados en la base de la columna vertebral.

Las fracturas de pelvis pueden ser de uno o más huesos y pueden variar desde una pequeña fisura del hueso por osteoporosis, el desprendimiento de un fragmento óseo, hasta una gran fractura debido a un golpe severo como ocurre en los accidentes automovilísticos.

Estas fracturas suelen ser incapacitantes de manera temporal o permanente y causan mucho dolor en los pacientes, aun cuando permanezcan sentados o acostados. También las fracturas de pelvis pueden llegar a provocar hemorragias muy peligrosas.

Para diagnosticar la fractura de pelvis, además de los síntomas que presenta el paciente, el médico requiere realizar radiografías o tomografías computarizadas. Cuando se trata de fracturas menores con analgésicos y terapias de rehabilitación es posible estabilizar a la persona.

Sin embargo, cuando es una fractura grave, para estabilizar la pelvis será necesaria la instalación de un dispositivo externo o interno mediante una cirugía.

– Dislocación o esguince de cadera

Esta lesión es causada por el estiramiento anormal o el desgarre de un ligamento de la cadera. Los ligamentos son los tejidos que conectan a los huesos y se encuentran localizados alrededor de la cadera dándole estabilidad.

– Distensión muscular en los glúteos o la ingle

La distensión inguinal o tirón en la ingle junto con la distención de los glúteos, son lesiones sumamente dolorosas. Este tipo de lesiones son bastante comunes en los deportistas que practican hockey, esquí, futbol americano y atletismo.

– Contusión de cadera. Esta lesión es causada por caídas o por golpes con un objeto pesado. Se manifiesta como un moretón debido al rompimiento de los vasos sanguíneos sin que llegue a romperse la piel.

– Bursitis de cadera

Consiste en la inflamación de las bursas, las bolsas que están ubicadas en los ligamentos y contienen un líquido gelatinoso que ayuda a darle soporte y lubricación a los músculos, huesos y ligamentos en esta zona del cuerpo.

– Rotura de Labrum

El labrum es un anillo de cartílago que recubre la cadera para protegerla y ayudar a aislar la articulación. Su función adicional es además darle estabilidad a la cabeza femoral en la cadera e impedir que se salga. Cuando se rompe el labrum por traumatismos o por una enfermedad, de inmediato se desestabiliza la cadera.

Otros problemas de la cadera pueden ser causados por enfermedades como la osteoartritis, la osteoporosis y la displasia de cadera.

Tratamiento de los problemas de caderas

Después de determinar la gravedad de la lesión en función de los síntomas y las imágenes, el médico indicará cuál será el tratamiento más adecuado. El tratamiento dependerá de la gravedad de la lesión, su ubicación, el estado de salud del paciente, la edad y del tipo de trabajo que desempeña.

Dicho tratamiento puede incluir medicinas, cirugía de cadera (artroplastia) mediante la implantación de prótesis de metal, plástico o polietileno, reposo y fisioterapia. Cuando el médico considera que es necesaria la cirugía, entonces el tratamiento puede contemplar las siguientes opciones:

1) Instalación de tornillos de metal para mantener unido el hueso mientras la fractura sana.

2) Reemplazo total de cadera, mediante la instalación de una prótesis de metal.

3) Reemplazo parcial de cadera con una prótesis de metal, cuando los extremos del hueso fracturado están muy dañados o desplazados.

Rehabilitación de una lesión de cadera

Para un trabajador o cualquier otra persona que se ha lesionado la cadera, es muy importante saber cómo será y cuánto durará el proceso de recuperación, porque de ello depende que pueda volver al trabajo o a realizar sus actividades habituales.

Después de someterse a una cirugía o solo ser tratado con medicamentos, es probable que deba tomar un determinado número de sesiones de fisioterapia que ayuden a mejorar el movimiento y a fortalecer los músculos y los ligamentos de la cadera.

Lo que sí es casi seguro, es que el tratamiento puede extenderse por varios meses en el hogar y asistiendo a un centro de rehabilitación donde un terapeuta ocupacional le indicará los ejercicios más apropiados para recobrar progresivamente las funciones corporales en esta zona del cuerpo.

Demandas por implantes de cadera defectuosos

Los implantes de cadera son soluciones que la industria farmacéutica viene utilizando desde los años 50’ para el tratamiento de las lesiones de cadera. Sin embargo, recientemente en 2016 la compañía Johnson & Johnson fue demandada y un tribunal ordenó el pago de más de un billón de dólares a los pacientes afectados por sus implantes Pinnacle.

Últimamente, las demandas contra los fabricantes de implantes de cadera de metal se han multiplicado debido a diversas fallas y complicaciones que estos productos médicos han presentado. Estas demandas de responsabilidad civil por productos defectuosos han sido ganadas por numerosos bufetes de abogados de lesiones personales con experiencia.

El bufete de abogados de Lluis Law tiene más de 60 años representando a clientes con lesiones de cadera y otros problemas en el área de Los Ángeles. Si usted o un familiar han sufrido una lesión de caderas o necesitan presentar una reclamación o demanda, los abogados de lesiones personales de Lluis Law, pueden ayudarlo en todo lo que usted necesite. Llame por una consulta gratuita a nuestro número telefónico (213) 320-0777.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7