Lesiones pulmonares – Abogados

Si necesita ayuda para reclamar compensación o presentar una demanda por una lesión en los pulmones, los abogados de lesiones personales de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Sean cuales sean sus necesidades de compensación o lesiones, los abogados de Lluís Law, tienen más de 40 años de experiencia litigando sobre estos asuntos en el área de Los Ángeles.

Los daños a los pulmones son causados por diversas enfermedades, traumatismos e inhalación de polvos y substancias tóxicas en el trabajo o en el entorno donde nos desenvolvemos. Estas lesiones pueden llegar a ser muy graves y hasta mortales si no se atienden a tiempo o no se toman las precauciones debidas para evitarlas.

Lo más recomendable es que las personas que están expuestas a estos gases y polvos tóxicos que dañan los pulmones, usen equipos de protección de las vías respiratorias adecuados y eviten exposiciones prolongadas a ellos.

Las lesiones pulmonares también pueden ser causadas por golpes o traumatismos en la espalda, el cuello o el pecho. Especialmente cuando se producen fracturas en las costillas o la persona siente dolores en esta zona, ya que ese tipo de lesiones y las lesiones pulmonares suelen estar asociadas.

Principales lesiones y enfermedades de los pulmones

Estas son algunas de las lesiones y enfermedades de los pulmones más comunes:

Lesiones pulmonares agudas (ALI / ARDS)

Hay dos tipos de lesiones pulmonares agudas. Una es la Lesión pulmonar traumática (ALI por sus siglas en inglés) causada fundamentalmente por enfermedades como la neumonía, por un traumatismo cerrado o incluso por una lesión indirecta al pulmón como por ejemplo la pancreatitis.

La exposición permanente a sustancias tóxicas e irritantes, polvos, asbestos y productos químicos peligrosos pueden generar este tipo de lesiones.

La otra lesión pulmonar aguda se denomina Síndrome de dificultad respiratoria aguda (ARDS por sus siglas en inglés), que mucho más grave y colapsa las vías respiratorias, reduciendo la función de los pulmones.

Neumoconiosis

Esta enfermedad es generada por la inhalación prolongada y el alojamiento de polvo en los pulmones. Al quedar atrapadas en los pulmones, las partículas tóxicas causan algunas enfermedades conocidas con los nombres de “pulmón de minero” o “pulmón negro”, que impiden a la persona respirar con normalidad.

Fibrosis quística

Es una enfermedad que afecta los pulmones y el sistema digestivo y es de carácter hereditario. Se caracteriza por la producción abundante de secreciones, un moco grueso que va provocando cicatrización (fibrosis) en los pulmones haciendo muy difícil el tratamiento médico.

Enfisema (EPOC)

Se le conoce también con el nombre de Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD por sus siglas en inglés). Las dos formas de COPD son la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar. Casi siempre las personas con esta enfermedad sufren de ambas afecciones.

La Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, destruye progresivamente los sacos de aire que contienen los pulmones y la membrana respiratoria que sirve para el intercambio de oxígeno. Las personas más propensas a sufrir esta enfermedad son los fumadores.

Sin embargo hay casos de no fumadores que desarrollan esta enfermedad debido a la carencia de la proteína alfa-1. Otros factores de riesgo asociados al COPD son:

  • Exposición a gases tóxicos en el sitio de trabajo.
  • Exposición a gases contaminantes o el humo del cigarrillo en cantidades considerables.
  • Respirar humo de la cocina en algunos ambientes muy cerrados o sin ventilación apropiada.

Atelectasia

Es un tipo de colapso del pulmón causado por la obstrucción de los bronquios y los bronquiolos o también por presión ejercida en la parte externa del pulmón. Se diferencia del neumotórax, que es otro tipo de colapso pulmonar originado por el escape del aire de los pulmones.

Causas más comunes de lesiones pulmonares

Ciertas sustancias producen irritación e inflamación de los pulmones por exposición directa durante un tiempo prolongado. Entre ellas figuran los polvos de metales como el cobalto y el aluminio, las fibras de asbesto, los polvos de granos, la caña de azúcar, el amoniaco y el cloro y las bacterias en jacuzzis.

Así mismo, debido a la inhalación de polvos de aserrín, moho, heno, excrementos de aves y otros animales y por respirar continuamente el aire de lugares encerrados con problemas de humedad como bibliotecas o sótanos. También las lesiones de los pulmones se producen durante accidentes automovilísticos, accidentes de trabajo o mientras practicamos algún deporte.

Algunas lesiones de los pulmones también se generan por transfusiones de sangre e incluso por la inhalación prolongada de talcos para bebés (talcosis). Se ha descubierto que ciertos productos de belleza igualmente podrían causar enfermedades en el pulmón a largo plazo.

Tratamiento de lesiones pulmonares

Cuando las lesiones o enfermedades del pulmón están muy avanzadas o son graves, a menudo se requiere de cirugías para su tratamiento. El neumólogo diagnostica las lesiones en los pulmones a partir de la historia clínica del paciente, sus hábitos, tipos de trabajo, síntomas, pruebas respiratorias y mediante la utilización de imágenes (radiografías).

Luego se inicia el tratamiento propiamente con terapias respiratorias y medicamentos. Algunas veces cuando hay obstrucción severa el paciente recibe una intubación endotraqueal (instalación en la tráquea de un tubo de aire especial para suministrar oxígeno directo a los pulmones sin riesgo).

El período de recuperación de las personas con afecciones o lesiones severas de las vías respiratorias suele ser largo, por lo que el trabajador podría requerir beneficios de compensación de los trabajadores o de ingresos extras para tratarse estas lesiones.

¿Qué hacer en caso de una lesión de pulmón?

Cuando existe una lesión o enfermedad grave de las vías respiratorias, inmediatamente aparecen síntomas fácilmente identificables como dolor, tos, mareos, secreciones, dificultades para respirar, fiebre y otras. En una situación así, el trabajador debe reportarlo de inmediato a su empleador tal como lo establece la ley y buscar ayuda médica de lo más pronto posible.

Cualquier otra persona que haya sufrido un trauma, debe llamar al 911 para que le presten primeros auxilios y sea llevada de inmediato a una sala de emergencia, porque el tiempo cuenta en estos casos. No es recomendable esperar cuando hay signos evidentes de una lesión, ya que los síntomas suelen empeorar y algunas veces podría ser muy tarde.

Recuperación de daños

En casos en los que una persona se lesiona los pulmones, contrae una enfermedad pulmonar en el trabajo y tiene dificultades para obtener beneficios de compensación de los trabajadores; o tal vez sospecha que las lesiones fueron causadas por negligencia de terceras personas o empresas, debe buscar de inmediato ayuda legal.

En el bufete de abogados de Lluís Law en Los Ángeles hemos tratado este tipo de casos durante décadas por lo que estamos familiarizados con el tema. Ya sea que la lesión en el pulmón haya sido causada por la inhalación de polvos, sustancias irritantes o gases tóxicos o que se deba a un traumatismo en el lugar de trabajo, nuestros abogados de lesiones personas gustosamente evaluarán el caso.

Nuestros abogados se dedican a ayudar a las personas que han sufrido accidentes con daños físicos o discapacidad para que puedan obtener atención médica adecuada y la compensación financiera que merecen de los responsables de las lesiones. Llame por una consulta gratuita a nuestro número telefónico (213) 320-0777.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7