Madre Culpa al Cuidado Médico Deficiente en la Cárcel de Inmigración de EE. UU. por la Muerte de su Hija

Yazmin Juárez, la madre de una niña guatemalteca que murió en mayo, afirma que la niña se enfermó y recibió atención médica negligente mientras estaba detenida junto a cientos de otras familias en una cárcel de inmigración en Texas.

Ella presentó un aviso de reclamo, un precursor para una posible demanda, en busca de daños por $40 millones, a la ciudad de Eloy, Arizona, que administra el contrato federal para el Centro Residencial Familiar del Sur de Texas desde más de 900 millas de distancia.

La madre de 20 años también planea presentar un reclamo el mes próximo contra el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y demandar a CoreCivic, el contratista privado que administra el centro de detención de 2.400 camas, dijo Stanton Jones, un abogado de DC. para Arnold & Porter, que está manejando el caso pro bono.

El Gobierno Otorga Estatus de Residencia Legal a Niños Inmigrantes Enviados a Connecticut

Seis semanas después de que un juez enviara a un par de niños imigrantes a Connecticut reunirse con sus padres, el gobierno otorgó a cada niño un año de estatus migratorio legal en los Estados Unidos, según NBC Connecticut.

Los dos niños, un niño de 9 años de Honduras y una niña de 14 años de El Salvador, fueron separados de sus padres en la frontera de México con Estados Unidos, en relación con la política de inmigración de cero tolerancias del presidente Donald Trump.

Un juez federal en Connecticut dictaminó que la separación de los niños y sus familias era inconstitucional. Fue el primer fallo en el país que señaló la práctica como una violación a los derechos constitucionales de los niños y no solo de los padres.

Docenas de Padres Inmigrantes Permanecen Separados de Sus Hijos

Un mes después de una fecha límite ordenada por la corte para reunir a familias separadas por agentes estadounidenses en la frontera con México, más de 500 niños permanecen bajo custodia gubernamental y unos 60 padres permanecen en centros de detención de inmigrantes con pocas explicaciones sobre sus hijos. Su frustración fue evidente cuando hablaron a los medios.

La administración de Trump dijo que cumplió con la fecha límite de reunificación del 26 de julio establecida por el juez de distrito Dana Sabraw de San Diego pues, reunió a todos los padres y niños que consideró “elegibles”. Pero la semana pasada, la administración dijo que 528 niños separados todavía permanecían bajo la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, la agencia a cargo de los niños que se llevaron a sus padres.

Gran parte del enfoque de Sabraw y los medios ha estado en los 343 niños cuyos padres fueron deportados sin ellos. Se ha prestado menos atención a las docenas de niños que el gobierno dice que aún mantienen bajo custodia debido a que sus padres permanecen en detención inmigratoria por razones señaladas vagamente como “alertas rojas”.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7