Mordidas de perro

Si usted ha sufrido una lesión por mordedura de perro o cualquier otro animal en Los Ángeles y necesita tratamiento médico y recuperar daños, no dude en contactar con nuestros abogados expertos en accidentes de tráfico de Lluís Law. Tenemos más de 40 años lidiando con este tipo de eventos y ayudando a las víctimas a obtener justicia.

Unas 4,7 millones de personas en promedio son mordidas cada año en los Estados Unidos, de las cuales cerca de 800 mil requieren de cuidados médicos para tratar las heridas que dejan. Las estadísticas indican que alrededor de dos tercios de las víctimas son mordidas dentro o cerca de una propiedad.

Las mordeduras de perro son un problema serio porque pueden causar lesiones muy graves a niños y adultos. Aunque se piensa que los animales más agresivos son los Rottweilers, los Pitbulls y los doberman, la verdad es que una gran cantidad de razas de perros pueden atacar y morder a las personas por diversas causas.

La responsabilidad en los accidentes causados por mordeduras de perros a motociclistas, ciclistas y peatones, es un asunto crucial que el abogado de lesiones personales y la víctima deben determinar con precisión para poder obtener compensación.

¿De quién es la responsabilidad por la mordedura de un perro?

Muy pocas veces la culpa de estos accidentes es de las propias víctimas. Por ejemplo, cuando ingresan ilegalmente a una propiedad y son mordidas por perros guardianes. En la mayoría de los casos, son los dueños del animal los responsables por las acciones que ejecutan sus mascotas, independientemente de que la víctima hubiera podido evitar el accidente no acercándose al perro.

Los dueños de perros son responsables del comportamiento de sus mascotas y por lo tanto deben responder ante terceros si causan daños. Cuando un animal muerde a una persona, la víctima no solo merece una disculpa de parte del dueño del animal, sino una compensación justa por las lesiones causadas.

En la mayor parte de los estados de EE. UU. La responsabilidad por las mordeduras de perros recae en sus dueños, incluso en los casos en lo que el propietario hubiera actuado de forma negligente o desconocía que su perro era peligroso. Sin embargo, esta regla tiene también sus excepciones y/o condiciones.

Cuando un perro ataca y lastima a una persona, porque su dueño no controló razonablemente al animal, también podría ser hallado como responsable legal por la lesión.

La responsabilidad por mordedura de perro en California

En casos de mordedura de perro, la ley de California establece que la responsabilidad en primera instancia es del dueño del animal; sin embargo, deberá demostrarse durante una reclamación o juicio el alcance de esta responsabilidad, de acuerdo a las circunstancias en torno al accidente.

No obstante, el dueño del perro que lastimó a alguien puede también con la ayuda de un abogado competente, tratar de evitar su responsabilidad legal y argumentar que la víctima fue la culpable de las mordeduras debido a sus acciones o porque provocó al perro.

Según el estatuto de responsabilidad estricta de California, cuando un perro ataca las ruedas de la bicicleta / motocicleta haciendo que el piloto pierda el equilibrio y se estrelle, el perro no tiene la culpa del accidente de tránsito. Si la persona no fue mordida, las lesiones sufridas por la persona en el accidente, no serían causadas por el perro directamente.

Sin embargo, los abogados de mordeduras de perros expertos tienen otras opciones para canalizar sus teorías sobre la responsabilidad del dueño del perro. Si bien el perro no mordió al ciclista / motociclista directamente, es decir, no hay lesiones por mordeduras, si pudiera establecerse la responsabilidad del dueño del perro en el accidente para los efectos de reclamar compensación.

La víctima puede demostrar –aunque no necesariamente- que el dueño del animal actuó negligentemente, y por lo tanto, es el responsable por las lesiones de la persona al no mantener al perro dentro de la casa o al menos sujeto con una correa dentro de su propiedad para que no perturbe el libre tránsito por la calle o las aceras.

Por cuanto California tiene leyes de responsabilidad estricta, los dueños de mascotas casi siempre son responsables por la mayoría de las lesiones causadas por mordedura de perro. En este sentido, para efectos de reclamar compensación por daños, la ley no exige que la víctima demuestre que el dueño del perro sabía o no que el animal era peligroso o que tuvo el suficiente cuidado para evitar que lastimara a alguien.

Límites de la ley

El dueño del perro es estrictamente responsable solo en los casos en que la persona lesionada:

– Fue realmente mordida.

– La persona se encontraba en un lugar público o en un lugar privado de forma legal al momento de la mordedura.

Cuando la persona es mordida por un perro de la policía o un perro militar durante su trabajo o el animal actuó en defensa contra molestias o provocaciones, el estatuto de California no establece tampoco responsabilidad (Cal. Código Civil § 3342.)

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes causadas por mordeduras de perro?

Las lesiones que deja una mordedura de perro pueden ser sencillas de tratar medicamente o pudieran ser muy graves. Todo depende de la intensidad de la mordida, la raza del animal que las provoca y la parte del cuerpo de la persona mordida. Aunque a veces una simple mordedura de perro no tratada adecuadamente, puede llegar a ser mortal; por ejemplo, la mordedura de un perro con rabia.

No es lo mismo una mordedura de perro en un brazo o pierna que en el rostro. Una mordedura de perro puede desfigurar a una persona o incluso matar a un niño. Además los ataques de perros junto con las mordeduras pueden ser eventos muy traumáticos, pues las personas mordidas podrían requerir tratamiento por traumas emocionales.

Las mordeduras de perros, por otra parte, pueden dejar profundas huellas en las víctimas. Las cicatrices permanentes, por ejemplo, son marcas que pueden cambiar la vida de las personas y pudieran requerir de cirugías reconstructivas para que la persona recobre su aspecto anterior. Para ello, será necesario tener un caso sólidamente presentado que garantice el tratamiento médico de la víctima y la obtención de una compensación suficiente y razonable.

En tal eventualidad, un abogado de mordeduras de perro experto de Los Ángeles, será un factor clave para que la víctima obtenga una compensación suficiente que le permita tratar sus lesiones y compensar otros daños. El abogado revisará los hechos y mediante el uso de argumentos legales irrefutables, puede establecer la responsabilidad del accidente y el alcance de la compensación que debería recibir la víctima.

Si ha sido herido por un perro o cualquier otro animal en Los Ángeles, los abogados del bufete de LLuis Law pueden ayudarlo. Tenemos más de 40 años de experiencia en estos casos. Llame por una consulta gratuita a nuestro número telefónico (213) 320-0777.

Address: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Angeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7