lluislawlluislaw

¿Qué hacer en caso de un accidente automovilístico?

Si usted ha tenido un accidente automovilístico en Los Ángeles y resultó lesionado o está involucrado de alguna forma en un episodio así, no dude en contactar con nuestros abogados expertos en accidentes de tráfico de Lluís Law. Tenemos más de 50 años lidiando con este tipo de eventos y ayudando a las víctimas a obtener justicia.

En Estados Unidos viven más de 330 millones de personas. Y cada año se registran en promedio cinco millones de accidentes de tránsito.

Nadie quiere sufrir un accidente de tráfico; sin embargo, eso es algo que no se puede controlar aunque uno sea muy precavido. Por mucho que queramos evitarlo, los accidentes ocurren y lo mejor es tener claro qué se debe hacer apenas ocurren.

Existen pasos básicos que usted debe dar en los instantes inmediatos que ocurre el accidente, ya que de no hacerlo puede acarrearle consecuencias irreversibles para su salud y en el plano legal y económico.

A continuación le mostramos algunos pasos a seguir para sobrellevar la situación de la mejor manera posible.

  1. Lo principal, y quizá más difícil, es mantener la calma para poder aclarar las ideas y actuar en consecuencia de la magnitud de lo que haya ocurrido.
  2. Usted debe verificar su estado físico y constatar que puede moverse por sí mismo y ayudar a los demás pasajeros de su vehículo. Luego a los del otro (s) vehículo (s) involucrados, si los hubiera.
  3. Al interactuar con otras personas involucradas no se apresure a acusar a nadie y no discuta, no se altere y no grite. Por el contrario, trate de hace empatía y pregúnteles si están bien.
  4. No abandone la escena del accidente. Darse a la fuga es considerado un delito y puede ser encarcelado. Debe quedarse hasta que lleguen las autoridades y los paramédicos. Aunque usted crea que fue un incidente menor y no vale la pena quedarse, no se vaya.
  5. Llame al 911 y mientras espera, aproveche para intercambiar datos con las otras personas involucradas. Nombre, dirección, número telefónico, y datos de la compañía aseguradora.
  6. Documente lo que pasó. Tome fotografías de lo ocurrido y si es posible converse y tome los datos de posibles testigos presenciales del accidente.
  7. Colabore con las autoridades y ofrezca su versión de los hechos, pero no se culpe de lo ocurrido ni acuse a otras personas. No debe incriminar a nadie y deje que los funcionarios hagan su trabajo.
  8. Llame a su abogado primero que nada y luego a su bróker o corredor de seguros para que inicie los trámites correspondientes ante la compañía aseguradora lo antes posible.
  9. Es importante que no haga acuerdo ni firme documentos dudosos sin la asesoría de su abogado, tampoco ofrezca información que le comprometa a otras personas.
  10. Busque ayuda legal si no la tiene. Un accidente acarrea por lo general consecuencias que se prolongan más allá de la colisión. Involucra reparaciones, tratamientos médicos e indemnizaciones, según sea el caso; por lo cual es importante la ayuda de un buen abogado.

¿Qué hacer cuando quedamos inconscientes en un accidente?

Despertar en una habitación de hospital tras sufrir un accidente automovilístico es una experiencia traumática. Los primeros instantes son de confusión y angustia. En estos casos lo primordial es seguir al pie de la letra las indicaciones médicas. Recuerde que su salud es lo más importante.

Si sus familiares no han sido contactados ofrezca al personal del hospital los datos de contactos para notificarles, de manera que usted reciba el apoyo emocional necesario.

Lo siguiente es buscar un abogado responsable que escuche con atención su relato y asuma el caso. Debe hacer un esfuerzo por recordar la mayor cantidad de detalles posibles hasta el momento en el cual perdió el conocimiento.

De igual forma que cuando se está consciente luego de un accidente, no se apresure a culparse ni a señalar a otros. Las investigaciones del caso arrojarán sus resultados.

Hay muchas repercusiones al sufrir un accidente con lesiones graves y lo más recomendable es contar con la asesoría legal adecuada para lidiar con temas como indemnizaciones, gastos médicos y reposo laboral.

Accidentes con niños

Los datos son escalofriantes, al punto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera los accidentes de tráfico como una verdadera epidemia mundial, ya que son la primera causa de muerte prematura entre niños desde los 5 hasta los 14 años.

En cada país existen medidas de seguridad y restricciones que van desde la misma compañía fabricante de los vehículos para proteger la integridad de los niños dentro de los automóviles.

En los Estados Unidos, aunque con pequeñas variaciones entre los estados, todo niño menor de 2 años debe viajar en su silla en sentido contrario de la marcha, es decir, mirando hacia el asiento.

Desde los 4 y hasta los 8 años de edad los niños pueden ir en su silla mirando al frente como el resto de los pasajeros. A partir de los 8 años y dependiendo de la talla del menor, puede usar un alzador y el cinturón de seguridad.

Los menores de edad no pueden viajar en el asiento delantero hasta cumplir los 12 años de edad. Recuerde que estas normas varían ligeramente en cada estado.

No cumplir con estas normas acarrea responsabilidad legal y hasta penal, según sea el caso. Puede usted ser multado o perder puntos en su licencia de conducir si infringe la normativa para el transporte de menores y crea agravantes si ocurre un accidente bajo esas condiciones.

Accidentes Mortales

En el mundo fallecen cada año 1.2 millones de personas a causa de los accidentes de tránsito. Aunque los accidentes carecen de intencionalidad, no eximen a los involucrados de responsabilidad y los accidentes que causan decesos, además de traumáticos, exigen responder ante la ley.

En Estados Unidos y de manera particular en el estado de California las cifras de accidente automovilísticos con personas fallecidas y lesionadas, son altas.

Solo en la ciudad de Los Ángeles en el año 2017, se registraron 3,602 muertes por accidentes de tráfico, 235 víctimas menos que en 2016. Y de estas muertes, 1,120 fueron causadas por consumo de alcohol.

Los accidentes de tránsito con fallecidos son tipificados como homicidios culposos, ya que en su mayoría (98% de los casos) los vehículos no son usados como un arma.

En materia de tránsito el delito de homicidio se maneja desde la perspectiva probatoria, incluye el análisis de conducta del conductor, el estado y mantenimiento del vehículo y las condiciones de la vialidad, entre otras cosas.

La falta de atención legal especializada puede acarrear consecuencias graves para la persona involucrada.

En caso de un accidente con personas fallecidas no intente huis del sitio del accidente y de inmediato llame a su abogado.

Accidentes bajo el efecto de sustancias estupefacientes

En Estados Unidos conducir bajo los efectos de las drogas y el alcohol es severamente sancionado y estar involucrado en un siniestro vial bajo estas condiciones trae consecuencias agravantes ya sea que se ocasionó el accidente o no.

La negligencia tras el volante es considerado un delito y existe un límite legal entre la responsabilidad civil (reparación de un daño) a la responsabilidad penal (delito judicial).

Cobro del seguro

Las primeras horas para denunciar un siniestro ante su compañía aseguradora son cruciales. La mayoría de las compañías no reconoce los acuerdos de la póliza si han transcurrido ya 72 horas (tres días) después del accidente.

De acuerdo a la cobertura de su póliza (daños totales, parciales, coberturas a terceros, etc.) usted podría requerir conciliar con las partes involucradas para acordar convenios en los pagos que no cubra su póliza.

Para buscar una indemnización por daños o evitar que le cobren a usted gastos indebidos llame a su abogado, él le dirá qué hacer.

Recuerde que para estos casos es muy importante contar con el apoyo de abogados de accidentes automovilísticos expertos y capaces, que puedan ayudarle de la mejor manera posible a cuidar sus intereses.

Cuando se choca contra objetos fijos

No siempre un accidente de tráfico involucra a otras personas, puede ocurrir que un carro impacte a un objeto fijo. Sin embargo, aunque no involucre lesionados puede acarrear responsabilidad por daños materiales contra la propiedad privada o contra la ciudad.

Puede pasar que usted sea víctima de un objeto que no debió estar en la vía y en ese caso puede emprender una querella por daños contra la agencia o compañía responsable por el mantenimiento de la carretera.

Atenuantes por desastres naturales

Existen casos en los cuales la fuerza de la naturaleza puede hacernos perder el control sobre nuestro vehículo. Aguas desbordadas, ciclones, tormentas. Cada uno de estos fenómenos naturales presentan particularidades inciden en el grado de responsabilidad.

Si bien es cierto que hay normativas precisas para evitar el tránsito bajo condiciones naturales extremas, siempre hay excepciones a considerar.

Chocar en Estados Unidos con visa de turista

El Departamento de Motores y Vehículos exige que toda persona que maneje por los Estados Unidos debe poseer una póliza que cubra cualquier daño a personas o propiedad ajenas, ya que en este país el responsable del accidente tiene la obligación de cubrir los gastos propios y los causados a otras personas o propiedades.

Conducir por las carreteras de Estados Unidos sin una póliza de seguro y sufrir un accidente puede traer consigo importantes repercusiones legales, incluso puede ser arrestado.

Existe una variedad de pólizas transitorias que pueden ser adquiridas por el tiempo que se va a estar en el país. Debe asegurarse de que ésta cubra todos los aspectos que la ley exige.

Asesoramiento Legal

Los accidentes de tránsito traen consigo también responsabilidad legal. El desconocimiento de la ley y las normas no exime de su cumplimiento ni libra a las personas de asumir las consecuencias de sus actos.

La ley es precisa también en determinar los atenuantes y agravantes de cada caso en particular, por lo que se hace imprescindible el apoyo y la asesoría de un buen abogado especialista.

Un abogado responsable se ocupa no solo de la parte legal, sino que además se preocupa por las personas y la situación traumática que atraviesan.

Ya sea como conductor de un automóvil o que sufra un accidente como ciclista o peatón, en el bufete familiar de Lluís Law pondremos a su disposición un equipo de expertos para atender su caso o el de un familiar herido o fallecido. Son más de 50 años de experiencia trabajando y resolviendo exitosamente este tipo de casos y obteniendo para nuestros clientes indemnizaciones justas por las lesiones y el dolor causado.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7