lluislawlluislaw

Trastorno de estrés postraumático (TEPT) – Lawyers

Si necesita ayuda para reclamar compensación o presentar una demanda por una lesión en los pulmones, los abogados de lesiones personales de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Sean cuales sean sus necesidades de compensación o lesiones, los abogados de Lluís Law, tienen más de 40 años de experiencia litigando sobre estos asuntos en el área de Los Ángeles.

Lo primero que hay que dejar claro sobre esta enfermedad es que es real, no imaginaria, y la padecen las personas luego de vivir en carne propia o presenciar eventos muy traumáticos como accidentes automovilísticos o aéreos, guerras, abusos físicos, violaciones y huracanes, entre otros. El trastorno de estrés postraumático (TEPT) genera mucha ansiedad y temor en las personas que lo sufren justo después de que pasa el peligro que les provocó ese estado.

El TEPT afecta de forma crítica la vida de las personas y de quienes les rodean, generando sentimientos de soledad y de culpa, flashbacks (repetición del evento), insomnio, pesadillas, explosiones de ira, tristeza o preocupación. Después de un suceso trágico, normalmente la mayoría de las personas resultan muy afectadas psicológicamente, pero con el paso del tiempo y terapias adecuadas, pueden recobrar su vida normal sin que esto las vuelva a afectar.

Sin embargo, cuando los síntomas vuelven e interfieren de forma alarmante en la vida diaria de la persona, entonces es un TEPT y la persona debe ser tratada profesionalmente para lograr su recuperación plena. Algunas veces el TEPT comienza a ser experimentado por la persona justo después de ocurrido el evento traumático. Otras veces, es desarrollado meses o años más tarde con nuevos síntomas o episodios mucho más graves que los iniciales.

El tratamiento del TEPT incluye terapias psicológicas y medicamentos y puede extenderse entre 6 y 12 semanas, pero algunas veces podría prolongarse más. Después de un evento traumático es conveniente recibir ayuda psicológica para evitar la aparición de estos síntomas; pero cuando aparecen es preciso obtener un tratamiento médico efectivo para reducirlos hasta que progresivamente la persona alcance la mejoría total.

Síntomas

Con la aparición de los síntomas, las personas que padecen el Trastorno de estrés postraumático se ven muy afectadas para realizar sus tareas laborales y demás actividades de la vida diaria. Tales síntomas pueden variar de una persona a otra y ser agrupados en cuatro tipos:

1. Recuerdos intrusivos

Se manifiestan a través de recuerdos recurrentes e involuntarios del evento traumático, que generan angustia. Estos recuerdos en ocasiones se transforman en una retrospectiva del hecho y la persona los revive como si estuvieran sucediendo de nuevo.

Otras veces se manifiestan en forma de pesadillas o sueños perturbadores y causan angustia, porque la persona no puede conciliar el sueño o reaccionan con miedo a las cosas que le recuerdan el hecho traumático.

2. Evasión

Ante el estrés y la angustia que le generan los pensamientos sobre el hecho, la persona evita por todos los medios pensar o hablar sobre el tema. También evitan visitar los lugares donde ocurrió, realizar actividades o encontrarse con personas que le recuerdan el hecho que desencadenó el trauma.

3. Cambios de estados de ánimo y del pensamiento

Los síntomas de estos cambios negativos en la forma de pensar y en el estado de ánimo se manifiestan a través de pensamientos o rechazo hacia sí mismo y hacia otras personas. Surgen sentimientos de desesperanza sobre el futuro, problemas de memoria y lagunas mentales sobre el propio hecho traumático.

La persona tiene dificultades para relacionarse y mantener relaciones afectivas, se siente distante de familiares y amigos, muestra desinterés por actividades que antes eran de su agrado (bailar, cantar, practicar deportes, ver tv, etc.). Tiene dificultades para expresar o sentir emociones positivas.

4. Cambios en las reacciones emocionales y físicas

Estos “síntomas de excitación” como también se les conoce, pueden ser: incapacidad para mostrar asombro o asustarse fácilmente, estado de alerta permanente ante el peligro y conducta depresiva y autodestructiva (abuso de alcohol o drogas, exceso de velocidad al conducir).

Las personas también sufren trastornos del sueño y tienen dificultades para concentrarse. Constantemente sufren de arrebatos de ira, irritabilidad y de conducta agresiva y tienen a menudo sentimientos de culpa o vergüenza.

¿Qué hacer si tengo síntomas de Trastorno de estrés postraumático?

Quienes experimentan durante más de cuatro semanas síntomas similares a los antes descritos después de un suceso traumático y tienen dificultades para retomar razonablemente su vida normal, deben acudir cuanto antes a un consultorio médico para recibir ayuda médica profesional.

Los síntomas del TEPT pueden empeorar y deteriorar gravemente la salud física y mental del paciente, además de poner en grave riesgo la propia vida de la persona ya que esta enfermedad mental puede generar incluso pensamientos suicidas.

Buscando compensación por TEPT después de un accidente

Luego de una experiencia traumática como un accidente o cualquier otro hecho violento, la persona debe buscar ayuda médica pero también representación legal, si el trastorno de estrés postraumático fue causado por la negligencia de otra parte. Recuperar daños psicológicos y financieros es clave para que la persona pueda pagar los gastos médicos y cubrir la pérdida de salarios y otros ingresos mientras dura el proceso de recuperación.

Si usted o un familiar están sufriendo un TEPT, necesitan contar con ayuda legal idónea que eleve las probabilidades de éxito en el caso y permita cobrar beneficios de compensación u obtener una indemnización justa. Un arreglo razonable solo puede ser posible obtenerlo a través de un abogado de lesiones personales con experiencia y capacidad en este tipo de casos.

Los abogados de lesiones personales de Lluís Law tienen más de 40 años ayudando a las personas que han sufrido Trastornos de estrés postraumático a recuperar daños en el área de Los Ángeles. Llame por una consulta gratuita a nuestro número telefónico (213) 320-0777.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7