lluislaw lluislaw

Visados

Si necesita asistencia o ayuda en un asunto de visado e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Podemos asistirlo en solicitudes de visa y residencia basadas en negocios o inversiones, peticiones de inmigración familiar y en cualquier otro asunto consular.

Los ciudadanos extranjeros –con algunas excepciones- que desean ingresar al territorio de los Estados Unidos requieren de una visa o visado para hacerlo. Este documento es colocado en el pasaporte expedido por el país del viajero.

Algunos extranjeros pueden ser elegibles para viajar a EE.UU sin necesidad de una visa, siempre que cumplan con los requisitos exigidos para la exención de visados. Estos viajeros son los nacionales de países con los cuales Estados Unidos ha suscrito el Programa de Exención de Visa, que incluye a 38 países, entre ellos Chile y España.

La visa estadounidense le permite al ciudadano extranjero viajar a los Estados Unidos y solicitar el ingreso a través de cualquier punto fronterizo terrestre, marítimo o un aeropuerto. Este documento sin embargo no garantiza el ingreso al país porque antes un oficial del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) o de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), deberá realizar las labores de inspección y autorizar el ingreso.

Además de la admisión en el país, los inspectores de DHS / CBP, establecen el estado y el período de tiempo que el extranjero permanecerá en el país.

Tipos de visa

Estados Unidos clasifica a los visitantes a través del sistema de visados, según el motivo de la visita. Excepto para Chile, los ciudadanos de los demás países latinoamericanos necesitan de una visa para viajar a EE.UU. Igualmente, los ciudadanos que poseen doble nacionalidad (la estadounidense y otra) y son elegibles para la visa ESTA tampoco necesitan visa.

Las visas que otorga el gobierno de los Estados Unidos se clasifican en visas de No-inmigrante y visas de Inmigrante.

Visas para no-inmigrantes

Para las personas que viajan temporalmente a Estados Unidos y no son ciudadanos estadounidenses o residentes legales permanentes, hay varios tipos de visas de no-inmigrantes disponibles.

Según la Ley de Inmigración de EE.UU, el propósito del viaje determina el tipo de visa que será expedido al visitante. Antes de emprender el viaje a los Estados Unidos, el viajero debe saber cuál es el tipo de visa que necesita y solicitarla a la embajada o consulado estadounidense en su país de origen.

La visa de no-inmigrante se solicita por razones de turismo, estudios académicos, negocios, tránsito, participación en eventos o convenciones internacionales y consultas médicas. En ella están incluidos también los trabajadores temporales al igual que los empleados de compañías multinacionales que son trasladados a Estados Unidos.

Otras profesiones u oficios como las de periodista, diplomáticos, personal de ayuda humanitaria y religiosos, reciben también visas de no-inmigrante que les autoriza a ingresar al país por el tiempo necesario para realizar su trabajo.

El tiempo de estadía concedido al solicitante y la vigencia de la visa es determinado por el funcionario de inmigración que realiza la entrevista previa al solicitante, en la embajada de Estados Unidos del respectivo país.

El visado de no-inmigrante puede solicitarse de forma individual o múltiple, para todo el grupo familiar, equipos deportivos, orquestas musicales o personal de una empresa, dependiendo del motivo de la visita.

Tipos de visas de No-inmigrante

Según el propósito de Viaje existen casi 40 tipos distintos de visas de No-inmigrante, siendo las más frecuentes las visas B1, B2, C, D, J, Q, J-1-J-2, M-1, M-2, HB1, H-1B, H-2A, H-2B, H-3, L, O-1, P; también las visas R, 1, E-1, E-2, E-3, G1 y G5, A y TN/TD.

Otras categorías de visas son la T-1, P, BCC, J-1 y J-2, K-1, A-2, O-1, H-1B1, H-1C, I, F-1, F-2, M-1, M-2, H-3, C, T-1.

Para ingresar a los Estados Unidos, los menores de edad extranjeros requieren de una visa que debe ser tramitada por sus padres o representantes. El procedimiento para adquirirla se hace online mediante el llenado del formulario previa programación de una cita y el pago de la tarifa.

Visas de Inmigrantes

Las visas de inmigrante basadas en empleo, negocios e inversión, son las más frecuentes en este grupo; sin embargo, existen otros tipos de visas de inmigrante o de residencia según las motivaciones de la solicitud. Tal es el caso de la visa T, que beneficia a víctimas de tráfico de personas y la visa U, que ampara a víctimas de delitos cometidos en Estados Unidos.

Estas visas son un poco más difíciles de obtener, porque el trámite exige más requisitos y tiempo de aprobación dependiendo de cada caso, por lo que la asistencia legal es fundamental para lograr obtener una visa de inmigrante.

En primer lugar, el solicitante de una visa de inmigrante ya debe estar presente dentro de los Estados Unidos, a diferencia de la visa de no-inmigrante que no requiere la presencia física. La excepción a esta regla se presenta cuando la solicitud viene patrocinada por un empleador o un familiar.

Otros casos en los que es posible hacer la solicitud de una visa de inmigrante en cuando existe un riesgo evidente de peligro contra la integridad y la seguridad personal por tráfico de personas, prostitución o esclavitud por parte de organizaciones criminales.

Aquí está incluidas personas que han sido perseguidas o temen serlo en sus países de origen debido a sus creencias religiosas, ideas políticas, nacionalidad o cultural o por su inclinación sexual. También grupos familiares completos que son separados por la violencia y huyen de la guerra o la persecución racial.

Es recomendable que las personas que piensan tramitar la visa de inmigrante a los Estados Unidos, antes de hacerlo estén informadas y bien asesoradas sobre su elegibilidad y posibilidades reales de obtener esta visa.

Cuando la persona es solicitada por un familiar o empleador, es el patrocinador quien hace la petición ante la oficina de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS). Una vez que se aprueba la petición es cuando puede iniciarse propiamente el trámite de la visa de inmigrante a través del Centro Nacional de Visas (NVC). Por el derecho de trámite debe cancelarse una taifa.

Al igual que las visas de no inmigrante, las visas de inmigrantes están clasificadas según el propósito de la solicitud. Aparte de las visas basadas en empleo, negocios e inversión, por ejemplo, están la visa U para víctimas de actos criminales cometidos en EE.UU y la visa T que beneficia a víctimas del tráfico de personas.

Otra opción para obtener una visa de inmigrante es por medio del Programa de Diversidad de Visas de Residencia llamado comúnmente lotería de visa.

Tipos de Visas de inmigrantes

En este renglón se encuentran las siguientes visas:

Visas familiares: visa de prometido (K-1), visa para parejas (K-3); visa para pareja e hijos (F2), hijos de ciudadanos estadounidenses, solteros menores de 21 años (F1); hijas e hijos casados de ciudadanos de Estados Unidos y sus cónyuges e hijos menores (F3).

Visas de hermanos de ciudadanos de EE.UU (F4)

Visas de adopción

Visas de empleo

Visas para empleados

Visas de inversionista (EB-5)

Profesionales de habilidades extraordinarias

Visas de traductores en zonas de conflicto

Visas religiosas

Requisitos para solicitar la Visa de inmigrante

Previo a la solicitud de visa de inmigrante, la petición del patrocinador debe haber sido aprobada por el Centro Nacional de Visas (NVC). Luego se elige un agente y se paga la tarifa por el derecho al trámite. Los requisitos o documentos que deben acompañar la solicitud son los siguientes:

– Visa de no inmigrante aprobada anteriormente

– Acta de nacimiento

– Carta de Sostenimiento (formulario I-864)

– Solicitud para Visa de Inmigrante y Registro de Extranjero DS-260

Sean cuales sean sus necesidades de visas e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law tienen más de 50 años de experiencia prestando servicios a extranjeros hispanos y de otras nacionalidades.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7